Archivo de la categoría: Metodología

Lenguas y TIC: hacia un cambio metodológico

Crédito de la imagen

Una de las grandes líneas de trabajo que en los últimos años hemos venido desarrollando en nuestra labor asesora ha sido la utilización didáctica de las TIC en las áreas de lenguas. Nuestro paso por GetxoLinguae en dos ocasiones ha estado precisamente relacionado con este ámbito de trabajo. En primer lugar, para presentar una experiencia de elaboración y  uso de webquest realizada con el profesorado de lenguas,  y el pasado año, para presentar algunas herramientas de la web 2.0 y su utilidad didáctica.

En el momento actual, la aparición del Proyecto de la Escuela 2.0 viene también a ahondar en esta línea de trabajo. El alumnado del siglo XXI necesita otras aulas, otros recursos y otras estrategias didácticas.

Todos sabemos que la web 2.0, actualmente, nos nutre de infinitas herramientas con potencialidad didáctica, atractivas y de fácil uso y gestión: plataformas de edición y publicación como los blogs o los wikis, aplicaciones para elaborar y compartir documentos, presentaciones, vídeos, podcast, mapas,  comics, carteles interactivos, líneas del tiempo, las redes sociales… En este momento es indispensable difundir e impulsar su uso pero, en ocasiones, las propias herramientas, recordando la famosa frase puede que “no nos dejen ver el bosque”. Es fácil perderse en lo tractivo del medio y olvidarse del mensaje. Por ello creemos que en en este camino abierto por la Escuela 2.0 debemos hacer hincapié en el “para qué”. Esto nos suena ¿verdad? Estamos hablando de competencias y en concreto del desarrollo de las competencias básicas. Utilizar las TIC en las áreas de lengua para que el alumnado hable, escuche, escriba y lea dentro de un contexto significativo y con una finalidad real.

A nuestro entender, el uso eficaz de las TIC en las actividades de enseñanza y aprendizaje de lenguas debe darse siempre en el marco de proyectos de comunicación, inscritos en situaciones reales, que tengan sentido para el alumnado y cuya finalidad sea la producción de textos reales tanto de carácter oral como escrito. Y esto pasa, no sólo por la incorporación de una serie de herramientas novedosas sino por un replanteamiento de la metodología. La integración de las TIC debe ir acompañada de un cambio metodológico que oriente el aprendizaje de lenguas en torno a la mejora de los usos comunicativos de alumnos y alumnas, desterrando de las aulas tantas prácticas rutinarias centradas en el análisis y descripción de unidades lingüísticas descontextualizadas.

Desde la asesoría tratamos de acompañar al profesorado en este proceso, sin embargo, no hay que olvidar que el camino de la integración de las TIC en los contextos escolares es todavía complejo. La institución escolar se mueve con cierta lentitud y dificultad en el necesario objetivo de modificar las prácticas, de favorecer el uso de nuevas tecnologías, de desarrollar competencias… aunque propuestas innovadoras de carácter individual o colectivo surgen cada día.

Getxolinguae, en muchas ocasiones, nos ha proporcionado modelos y experiencias que nos han orientado también en este camino. La cita anual con Getxolingue se ha convertido para la mayoría del profesorado de lenguas en una cita ineludible, un punto de encuentro con otros profesionales y un motivo de inspiración. Esperamos que siga haciéndolo.

¡Muchas felicidades por vuestro 10º Aniversario y enhorabuena por el trabajo realizado!

Irene González (Bloggeando)

NO QUIERO CAER EN LOS TÓPICOS

No quiero caer en los tópicos, tampoco  repetir  la “literatura” sobre la importancia de la expresión oral: escuchar y  hablar. Mi reflexión sobre el uso de  la comunicación oral en las aulas tiene mucho que ver con la idea de dialogicidad. Una alumna me interpeló-con palabras un poco más gruesas que las que escribo- cuando, aparte de ser su  profesor, me tocó ser jefe de estudios del  IES Mungia “Mira, eso del diálogo igualitario y tus explicaciones sobre las falacias y la importancia de  los argumentos válidos  está  muy bien…Sí, pero  yo le he dicho a un profe que usa a menudo la falacia “ad baculum” y “ad misericordiam” y me ha dicho que eso no sirve para nada y menos con él… “Habría sido interesante que, alguna vez, esa alumna hubiese tenido la posibilidad de establecer diálogos igualitarios en su casa, en su escuela”.

Esta anécdota ejemplifica  parte de nuestra contradicción educativa. En primer lugar, el aula es un recinto donde se construye una realidad inexistente en la comunidad (Lemke).En segundo lugar, con la expresión oral podemos caer en los errores pedagógicos en  que caímos  con la expresión escrita o con la literatura.  Una rápida ojeada de algunos manuales,  nos advierte de que    todo se puede reducir a  teoría de la expresión oral formal- la cortesía, teoría de los elementos no lingüísticos de la comunicación oral, los actos de habla- o al aprendizaje de estrategias para ser un buen comunicador. Apenas   encontraremos nada sobre el diálogo como elemento fundamental para comunicar, para convivir, para llegar a acuerdos, para transmitir sentimientos e ideas, para conocerme, para aprender. Se da por supuesto que existe en las aulas, en la vida, porque estamos todo el día hablando y escuchando, pero no es éste el diálogo al que nos referimos, y es necesario saber de qué diálogo hablamos.

Siguiendo a  Freire, se trata de que seamos sujetos de nuestros  aprendizajes, conocimientos, sentimientos y no objetos. Es importante aprender las estrategias comunicativas orales formales, sin duda; pero  es imprescindible que  éstas sean solo medios  y no el fin de la comunicación o del aprendizaje ¿qué sentido se puede dar al diálogo en las aulas que no suene  a simple currículo? ¿Hay que resignarse sólo a oír conferencias con Power Point, a repetir lo que otros dicen sobre los libros ; y a no vivir, sentir y compartir lo que descubrimos, leemos, sentimos?¿no se  necesita una   teoría comunicativa importante para dar sentido a nuestras experiencia dialógicas en el aula? Yo creo que sí y así lo han defendido investigadores como Freire, Macedo, Wells, Habermas, Flecha, Sen, Lemke…

Nosotros llevamos  siete años intentando aunar en nuestras aulas de ESO y de Bachiller el aprendizaje instrumental con el igualitario  a través de las tertulias literarias dialógicas  de los clásicos. Nuestras lecturas se enmarcan  en  el  Proyecto de Comunidades de Aprendizaje. En ellas participan personas que no forman parte del aula (bedeles, escritores y escritoras, otros profesores y profesoras, padres y madres, universitarios en prácticas) y con una metodología sencilla tratamos dar sentido a la lectura, de construir un espacio igualitario donde consensuamos las ideas con argumentos válidos. Abrimos, por tanto, el aula a otras personas  con  otra inteligencia cultural, procuramos aumentar las interacciones para que el aprendizaje sea mejor, aprendemos a  argumentar y contrargumentar y, en todo, vamos descubriéndonos y descubriendo al otro a través  de los clásicos y otros autores  Chaucer, Rojas, Lazarillo; Shakespeare, Kafka…Pablo García Casado ,Erick Hackel, Kirmen Uribe, Luis Sepúlveda …Poco a poco… Suena a utopía pero no lo es, se puede hacer, se habla, se escucha, se da sentido a lo que hacemos, se comparte, se transforma. Mi alumna hubiese tenido en estas aulas una posibilidad para realizar otro tipo de aprendizaje.

Así pues, cuando hablamos de desarrollo de la expresión oral en las aulas,  pensamos que a través de esta filosofía dialógica las aulas, las personas, nuestra concepción de comunidad escolar, nuestras metodologías se transforman, y aprendemos a hablar, escuchar, compartir.

Antxon González